9 de diciembre de 2018

(?)atriarcado


La casa de Mariquita y Frasquito es de María, Mariquita o Mari desde mucho antes de que faltara Frasquito. Nos quedó claro el Gobierno, pero no las normas.

Carmen ha dejado el pisto reposando en la hornilla casi tan caliente como el ambiente al salir a buscar su cerveza dominguera. Aprovechando la corriente de aire que ha dejado la puerta abierta entran por el zaguán como un repique de campanas los pasos de Rosarito nombrando a la par las faenas que le quedan pendientes.

María: ¿Qué pasa Rosarito?
Rosarito: Pues aquí estamos, que vengo de los baratos de comprar unos apios para el caldo…y digo voy a ver cómo está la Mariquita hoy. ¿Hoy no está aquí tu Carmen?
María: No no, ella en la calle con el culo por alto. Está aquí mi Juan.
Rosarito: ¡Uiiii Leche! ¡Está tan callado que ni lo había visto! Me voy corriendo que tengo la comida en la candela, ¿queréis que os traiga un caldito?
María: Rosarito te lo agradezco de todo corazón, pero hoy vamos a comernos un poquito de jamón con el pan tierno que me ha traído el Antonio, como todas las mañanas, eso me lo dice siempre siempre, que mientras él esté que no me falte.

Bendito sea el pan, cuerpo de cristo, que procesa cada mañana la presencia de Antonio y dura para todo el día. El pobre también carga con la cruz de procesar la sangre de cristo que se multiplica más que los panes y los peces juntos.
Tras el portazo de Rosario se siente el motor de un coche al otro lado del portón. Con la inmediatez de un chasquido de dedos María alza la voz con la firmeza de una soprano: “¡Juana Maríiiiiiiiiiiii…que me estoy orinando!”. Juana, con chaquetón y bolso incluido hace gala de su propia procesión.
 Mientras tanto, una pregunta interrumpe el tercer documental de insectos extraños por consecutivos del tedioso turno de Juan: ¿Las croquetas las tengo que rebozar con harina o con pan rallado?...
Irene Gil, colaboradora del grupo Aequitas25

29 de noviembre de 2018

FIRST ERASMUS+ MICROTALE CONTEST WINNERS FROM ROMANIA



Dear Romanian friends, congratulations for your great writings and thank you for your participation. We feel really proud of sharing this project with you all. Let's continue fighting in favour of Gender Equality.

27 de noviembre de 2018

Las hadas

¿Qué hacemos hablando de hadas un 25N? Es el día en que gritamos a los monstruos para que suelten a sus presas... Y nosotras decimos que sí, que existen las hadas y que existe la magia. Un día más negro que morado porque son cuarenta y tantas este año; y niñas y niños también. Y la imagen de Wendy pues no... Como que no.
Pero os digo que existen. Yo las vi. El viernes (y muchos días más, casi todos ) Tal vez no os fijasteis pero estaban allí. Danzaban entre los cortes de la cadena y soplaban en los oídos de quienes gritaban. Se colaban entre las manos cogidas. Estaban, muchas. muchísimas, en los ojos brillantes de niñas y mujeres que se sabían poderosas para llevar una vida libre. Y en los ojos apagados de quienes no se sentían aún así. La plaza se llenó de hadas. Durante un rato espantaron a los monstruos. Soplaron fuerte a pesar de su aspecto delicado para decirles que las hadas siempre vencen a los bichos. Había hadas escondidas: en la cámara del duende; en la risa nerviosa del saltimbanqui; en la generosidad de quien siempre está. Había hadas, muchas, en las almas de los buenos chicos buenos. Y hadas con forma de brujas malísimas que de malas no tienen más que el ceño. Y había cientos, miles, entre las cuerdas de los violines o las voces del coro. Durante cuarenta minutos, los monstruos (que suelen disfrazarse de príncipes) se escondieron, cobardes y patéticos, en lo más hondo. Porque ante tanta hada tuvieron miedo.
Existe la magia. Claro que sí. Cada mano cogida, cada grito NO, cada canto contra... es un acto de magia. Cada alumna, cada alumno que se va del Juande y sigue gritando NO es un acto de magia. Cada vez que alguien se pringa y no cierra los ojos y no dice olvídate, qué tontería, te quiere, por eso te controla... es un acto de magia. 
Estamos hartas (y hartos muchos buenos hombres buenos) de realidades. Necesitamos magia para que los principescos monstruos se caigan por un abismo y no vuelvan a aparecer.
Convertíos en hadas. Todos los días. Y arrojemos para siempre a los monstruos al agujero negro de Nunca Jamás.
(Gracias a Marina Rodríguez y a Lucía Salinas por regalarnos sus voces, pura magia)

26 de noviembre de 2018

nous ne sommes pas seules

Vivir en España no es fácil: tenemos mucho por lo que protestar: la precariedad laboral, la corrupción, el paro, los recortes en sanidad y educación, la homofobia. El machismo. Y, estando de Erasmus en Francia, es inevitable comparar la situación política y económica del país en el que estás con la de tu lugar de nacimiento, y aún más inevitable sentir frustración.

Frustración porque, cuando regrese a España, volveré a ir a clases prácticas en las que ni siquiera habrá sillas suficientes para todas las alumnas. Porque,al acabar mis estudios, no aspiraré a encontrar un trabajo que me llene, sino simplemente un empleo relacionado con lo que he estudiado. Frustración porque la ciudadanía seguirá siendo decepcionada por quienes deberían representarles y defender sus derechos. Frustración porque, probablemente, gane menos que mis compañeros hombres realizando el mismo trabajo. Y porque mis opiniones también tendrán menos valor.

Sin embargo, hace un par de semanas, en una clase para estudiantes internacionales, se abordó el tema de género en Europa. Y, tras un repaso por las diferentes fases del movimiento feminista en Occidente, la profesora hizo una pausa; ahora, dijo, vamos a hablar del caso de España. Acto seguido la profesora comenzó a proyectar fotos del 8M en la Gran Vía, en las Ramblas, en la Avenida de la Constitución... habló de cómo las feministas españolas gestionaban la lucha, de sus reivindicaciones y de lo importante que era que se tomase ejemplo de ellas. De nosotras. 

Pidió que las estudiantes españolas hiciéramos una pequeña presentación acerca del militantismo feminista en España para mostrarlo al resto de la clase, y hablamos de la implicación de las estudiantes de institutos, de la tenacidad de las profesoras que nos empujan a hablar y actuar, del trabajo de mis compañeras de los cafés feministas en la universidad, y de la implicación tanto en redes como en las calles el pasado 8M. Hablamos también de los feminicidios, de las violaciones, del techo de cristal y de otras problemáticas del movimiento en nuestro país, las cuales seguimos teniendo en mente cada día.

La profesora sugirió entre risas que en España nos implicamos mucho porque tenemos mucho de lo que quejarnos. Y tiene razón, tenemos mucho por lo que protestar y mucho que cambiar. Pero también podemos sentirnos orgullosas, porque estamos haciendo ruido: estamos actuando y estamos inspirando a otras mujeres a las que no conocemos, que no hablan nuestro idioma, pero que sienten nuestro mismo dolor. Y eso me llena de orgullo y de ganas de seguir luchando, por mí y por mis compañeras aquí, en España y en todo el mundo. 
Marina León, colaboradora del grupo Aequitas25


23 de noviembre de 2018

VI Edición del concurso de microrretatos contra la VG (II)

Publicamos esta segunda entrada porque debido al altísimo índice de participación en el concurso, la anterior no admite más comentarios. En esta solo se pueden publicar los microrrelatos de nuestros socios y socias del Erasmus Plus y las producciones en Francés. Gracias por la gran acogida de este proyecto.

20 de noviembre de 2018

85º ANIVERSARIO DEL VOTO FEMENINO

    Ayer,19 de noviembre se conmemoró el 85 aniversario de las elecciones en las cuales pudimos las mujeres votar por primera vez.

    A principios de los años 30 las mujeres podían ser diputadas y ocupar un escaño;no obstante,no podían ejercer su derecho al voto. Una situación bastante peculiar podría definirse.Sin embargo,gracias a la acción de un grupo de sufragistas lideradas por Clara Campoamor (diputada del Partido Radical),el 1 de octubre de 1931,el derecho de las mujeres a elegir sus representantes políticos se vio aprobado en las cortes.

No sin haber pasado antes por una ardua lucha,dada por oponentes tales como la diputada Victoria Kent,la cual opinaba que el voto de la mujer debía verse aplazado hasta que las mujeres hubiesen atravesado "un periodo universitario y estuvieran liberadas de su conciencia" a lo que Campoamor respondió con una de sus grandiosas frases ''¿Es que no han luchado las mujeres por la República? (...) ¿Cómo puede decirse que la mujer no ha luchado y que necesita una época, largos años de República, para demostrar su capacidad? Y ¿por qué no los hombres?".

Y así,el 19 de noviembre de 1933,casi 7 millones de mujeres fueron llamadas a las urnas. Éstas,por primera vez en nuestro país,votaron a sus representantes políticos.

Hoy,85 años después,con mi tarjeta del censo electoral en la mano,esperando emocionada a votar por primera vez con 18 años,solo puedo mostrar mi eterna gratitud a este grupo de valientes y progresistas mujeres.Gracias,gracias a todas y cada una de vosotras,no dejaré que mi voto entre en una urna sin acordarme de vuestros nombres,de vuestra lucha,de vuestra victoria.

Hoy,85 años después,me gustaría señalar las palabras de la vicepresidenta del gobierno,pue"Conviene recordar siempre nuestro pasado para saber cómo construir nuestro futuro".

Blanca García Macías, colaboradora del grupo Aequitas25



19 de noviembre de 2018

23N: Cadena humana contra la Violencia Machista

El viernes día 23 de noviembre, a tercera hora, vamos a organizar una actividad en contra de la violencia machista en la que intentamos que participe toda la comunidad escolar.           
            El objetivo de la actividad es HACER UNA CADENA HUMANA que cierre toda la glorieta central del metro situada frente a nuestro centro. Para ello está convocado todo el personal del centro, alumnado, profesorado, personal no docente y, por supuesto, cuantos padres y madres deseen asistir al mismo.
            La actividad será como sigue:
           
            10:40 h.: los cursos comienzan a salir, en un silencio respetuoso y en fila india, según el orden previamente estipulado por la organización.
            10:50 h.: la cadena comienza a pasar por el paso de peatones que está frente a la puerta del instituto, para lo que contamos con la intervención de la policía local. La cadena girará a la derecha en dirección a la bandera de España, y posteriormente continuará por el otro extremo de la glorieta, rodeando las instalaciones del metro, hacia el punto de partida.
                      El paso será ordenado y procuraremos que, una vez en la glorieta, no se rompa la cadena de manera que nos detendremos cada vez que la policía local abra la calle a los vehículos.
            11:15 h: Comenzaremos a entrar TODOS en el centro y a continuación dará inicio el recreo
            
            Los alumnos y alumnas de 1º y 2º ciclo de TFAAD, a quienes se les dará las oportunas consignas,  actuarán como monitores de grupo ayudando a la labor del profesorado. Estos monitores irán en cabeza indicando cuándo la fila debe caminar o detenerse. Al final de dicha fila irá el profesor, que se encargará de cerrar el aula.      
            Debe seguirse  estrictamente el horario indicado, aunque el monitor o monitora, que estará en contacto con los demás compañeros,  podrá detener  la fila  o reanudar la marcha cuando sea necesario para evitar aglomeraciones  o cortes en la cadena.              
            La cadena, propiamente dicha, comenzará tras cruzar el paso de peatones, momento en el que  todos los participantes se agarrarán de las manos  hasta que  vuelvan a ese punto de partida, una vez  rodeada la plaza de Ciudad Expo y las instalaciones del metro.
ES ABSOLUTAMENTE IMPRESCINDIBLE
QUE  TODOS VAYAN EN FILA “india” DESDE EL PRINCIPIO PARA QUE LA CADENA SEA FLUIDA Y NO SE PRODUZCAN CORTES
CUANDO SE VUELVA AL CENTRO, CADA GRUPO DEBE VOLVER A CLASE HASTA QUE SUENE EL TIMBRE DEL RECREO