21 de marzo de 2014

Vidas tras el ácido

 

“El objetivo de un ataque con ácido no es matar, sino abocar a la víctima al suicidio. Por eso, yo trato de explicarles que no deben perder la esperanza, que la vida no se ha acabado, y que hay que luchar para que los culpables paguen por lo que han hecho”. No es fácil, pero tampoco imposible." De esta manera increíblemente esperanzadora se expresa Nahar Nurum, una chica de Bangladesh que, con poco más de quince años, fue atacada con ácido tras negarse a casarse con un pretendiente.
Esta brutalidad no solo afecta a mujeres, aunque son la mayoría de las víctimas. A veces el motivo es el rechazo de una mujer a un hombre; en otros, es simplemente la forma de "solucionar" disputas entre vecinos.
Nurum volvió a su país, retomó sus estudios y, a pesar de tener que aguantar insultos sobre su aspecto ("¡monstruo!") ha decidido dedicar parte de su vida a ayudar a otras víctimas como ella.
En esta mujer podemos ver juntos lo mejor y lo peor del ser humano: la barbarie y la solidaridad. Vamos a quedarnos con la esperanza: por niñas como Nurum merece la pena seguir luchando por la humanidad.

Si quieres saber mas pincha  aquí

9 comentarios:

  1. La historia de esta chica me ha puesto los vellos de punta de una forma impresionante. Lo que al principio parecía la típica situación del chico que acosa a la chica y la chica que pasa del chico, se convierte en un ataque con ácido, lo cual es una absoluta barbaridad.
    No sé qué clase de "venganza" es esa, sobre todo ni siquiera sé por qué se le puede llamar venganza a rociar a una persona con ácido, una persona que no ha hecho nada, pues no hace falta ser ingeniero químico para conocer los efectos de un ácido suficientemente concentrado. Siendo sincero, al leer la historia me ha entrado tal rabia y agresividad que no sé que le haría a esos 11 desechos humanos que se atreven a cometer semejante brutalidad. Pero más que agresividad, lo que he sentido ha sido repugnancia, asco e incomprensión; no puedo entender cómo es posible que alguien haga eso. Nos parecía deplorable el maltrato y la violencia de género pero esto, utilizar ácido para esa violencia es algo que sobrepasa ya todo entendimiento.
    Hace un par de años, vi en la tele un caso también de ácido, y me sorprendió mucho de ese caso que la condena que le impusieron al agresor fue la ley del "ojo por ojo y diente por diente". Sí, le echaron una cantidad de sulfúrico en cada ojo equivalente a la recibida por la víctima. Muchos pensaréis que me estoy dejando llevar por mis emociones en este comentario, que vaya locura acabo de decir, pero no me horroriza para nada esa condena. Porque lo que SI que veo una locura es lo que 154 mujeres sufrieron en 2010 al ser quemadas y desfiguradas con ácido. ¿Con qué derecho se creen esos canallas que pueden hacer algo así? Con respecto a la pena que se aplica en el caso de Nurum, la veo aceptable, que se pudran en la cárcel, pero hay un fallo, según lo que he leído del artículo dice que 5 de ellos fueron condenados a cadena perpetua y 2 están pendiente de ejecución, eso hace 7 condenas, pero, ¿y los otros cuatro sinvergüenzas? Pues, según el texto eran 11 los que irrumpieron en la casa de esta chica. No me puedo creer que menos del 20% de estos criminales acaben entre rejas, el poder adquisitivo no debería ser decisivo a la hora de impartir y recibir justicia, si no, vaya una justicia injusta y, sobre todo, falsa.
    Pero sin duda lo peor de este delito, es el hecho de que los que lo realizan no pretender matar a la víctima, como se dice en el texto, sino que van con la intención de arruinarle la vida, de provocar sufrimiento, de destrozar los vínculos de esa persona con la sociedad; aunque esto último en parte también es culpa nuestra, pues muchos de nosotros somos reacios al trato con personas con deformidades u otros problemas de esa índole, sobre todo aquellos cuya inmadurez y superficialidad no les permite ver más allá de la imagen de una persona.

    ResponderEliminar
  2. Creo que está bastante claro que la raíz de que produzcan estos actos delictivos viene de la antigua opinión conservadora de que una mujer no tenía que casarse por amor, sino según la decisión que sus padres o una figura masculina de la familia decidieran. ¿Hola? Tierra llamando a seres humanos... estamos en el siglo XXI, si alardeamos tanto de ser tan liberales y avanzados, deberíamos empezar a reemplazar ciertos "valores" negativos que prevalecen de las generaciones anteriores. No hay que rechazar el cambio, hay que acogerlo. El cambio que yo propongo es la igualdad de una vez por todas. Los hombres y, siendo sincero, mucho más las mujeres, somos perfectamente capaces de tomar nuestras decisiones sin ser ajusticiados, como en el caso de Nurum, porque nuestra decisión no satisfaga a alguien, en este caso, aquél chico molesto.
    Aunque no he encontrado referencias a este delito en España, eso no significa que los españoles no tengamos que sensibilizarnos y manifestar nuestra repulsa ante estos sucesos. Sería un error pensar que como esto no ocurre en España ya no nos afecta, pues a ti, mujer o hombre que lees este comentario, podrían atacarte con el poder corrosivo del sulfúrico si viajas a un país extranjero donde estos altercados se produzcan, así que lucha por solucionarlo.

    ResponderEliminar
  3. Leonor el segundo comentario es el final del comentario que no he podido ponerlos juntos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok.
      Tomás, contención... Canaliza tu rabia.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Humildad, empatía, humanidad … son muchas las cosas que últimamente escasean en los seres humanos, ésta noticia me llamó mucho la atención desde que leí el título del artículo y cada palabra que leía me sobrecogía más y más, parece algo difícil de creer que se pueda bañar a alguien en ácido y salir impune de ello, pero así ocurre en la India, el artículo relata la historia de varias personas afectadas por ésta nueva moda, una práctica que se lleva a cabo tanto en hombres como en mujeres pero que, aun así, el número de victimas femeninas es mucho mayor, la cuestión es que si una mujer rechaza a un hombre éste ya cree tener el derecho a tirarle un cazo de ácido por encima, si un hombre rechaza a vender sus terrenos el interesado en ellos puede embadurnar a alguien en ésta sustancia, esto no solo provoca heridas muy dolorosas que le picaran el resto de su vida y no solo les destroza físicamente, éste ácido les destroza la vida, los marca para siempre, para que nunca olviden lo que les pasó, e incluso, para que se arrepientan de no haber obedecido cuando tuvieron la oportunidad. Muchos pensarán: “bueno, ésta práctica la llevaran a cabo pocas personas, el ácido es caro…” ni mucho menos, por unos 25 céntimos de euros puedes comprar un cazo de ácido pero, así ocurre en todo el mundo, las armas están al alcance de cualquiera, por ejemplo en EEUU los centros comerciales tienen una zona de armería, y es que desde pequeños nos criamos rodeados de armas, vemos películas donde matar al malo está bien pero matar al bueno es muy cruel, yo pregunto: ¿No es lo mismo? Matar es matar, sea a quien sea y se nos educa de ésta forma, con héroes y villanos. Lo más preocupante es que a éstas personas afectadas por el ácido la justicia les da completamente la espalda con excusas tan pobres como que no había suficiente luz para que pudiese identificar al agresor y todo por dinero, la corrupción está a la orden del día, ya no nos importan las personas, solo queremos dinero dinero y más dinero y lo que le pase a los demás no es nuestro problema. También muchos se preguntan si la religión islámica tiene algo que ver en que esta práctica se realice sobre todo en mujeres y es que ésta inhibe el papel de la mujer en la sociedad, no le da apenas valor y pretende que solo sirva (si, servir, porque al fin y al cabo nos toman como simples objetos), para cocinar y procrear, defienden a una mujer sumisa y si ésta se revela merece un castigo. Por desgracia no es algo exclusivo de ésta cultura, sin irnos más lejos el pasado 3 de marzo de 2014 se registró la cifra más alta de violencia de genero desde 2003.
    Somos como cangrejos, en vez de avanzar hacia un futuro más igualitario y liberal andamos hacia atrás con pensamientos y actitudes cada vez más conservadoras.

    ResponderEliminar
  6. Como era de esperar, estos crueles actos de violencia que arruinan la vida de muchas personas suceden, en su mayoría, en países con una alta cultura machista, como por ejemplo India, Pakistán, o Bangladesh, este ultimo es donde se produjo el ataque de ácido a Nahar Nurum, la chica de quince años mencionada en el articulo, me parece impresionante como esta chica a seguido adelante con su vida, sus estudios, y sobre todo por la ayuda que ofrece a otras víctimas como ella para seguir adelante.

    Me parece algo inhumano que una persona sea capaz de rociar con ácido a otra con tanta sangre fría, sin la intención de matarla, sino para provocarle sufrimiento el resto de su vida, y aun así poder dormir tranquilo por las noches. Y encima lo mas seguro es que salga impune de su crimen.

    La solución a este problema, en mi opinión, no esta solo en prohibir la compra de este producto, ya que al fin y al cabo hallarían otro modo de conseguirlo y el problema continuaría, lo que se debería hacer es concienciar y esto se consigue con una buena educación, el problema es que es difícil cambiar la mentalidad de un país en que la gran mayoría ve normal estos actos, ya que si no ven el problema no pueden solucionarlo.

    ResponderEliminar
  7. Nahar Nurun, adolescente de quince años, sufre un brutal accidente machista en un pueblo cerca de Bangladesh. Lo cierto es que estos accidentes no son conocidos en España pero no por ello debemos obviar problemas de esta índole ya que nos encontramos ante una violencia extremadamente cruel y macabro.
    El deseo del agresor es el de suspender la vida de su ´´amada´´, abocarla al suicidio. Dicha idea la podemos apreciar en la frase: ´´si no quieres ser para mí, no serás para nadie´´.
    Los agresores de esta técnica no guardan más que hombres débiles, cobardes, sin valores morales... Individuos incapaces de superar un desamor o simplemente un sentimiento no correspondido.
    Centrados nos encontramos ante el caso de Nahar Nurun pero si reflexionamos unos segundos, todo acto de violencia contra la mujer recae en el mismo saco oscuro. No somos sectores en el mundo, debemos ser uno, unirnos para una lucha más eficaz.
    Base de la cual comenzar a edificar es una educación cuyos pilares sean la igualdad. Así, progresivamente incidentes tan injustos, deplorables serán cicatrices en nuestro pasado.
    Por último, cabe destacar el papel tan fundamental que representa la justicia. Ella debe avanzar para que estos casos desaparezcan, agresores semejantes no deben buscar o incluso encontrar refugio en una injusta justicia.

    ResponderEliminar
  8. Estoy totalmente de acuerdo con los comentarios escritos anteriormente. Leyendo esta información, no daba crédito a lo que estaba viendo.
    Bajo mi punto de vista, es increíble lo que las personas pueden llegar a hacer exclusivamente porque alguien a quien """aman""" no quieren estar con ellas. Independientemente de que es alucinante el que alguien maltrate así a una persona, me parece horrible que se llegue al extremo de arrojar ácido a alguien para destrozarla físicamente, incluso poder llegar a matarla, ya que no hablamos de ninguna tontería como si fuese agua. Pienso que en muchos de los casos de violencia que se dan tanto en países extranjeros como en la propia España, se comenten estos actos tan desagradables no solo para matarla o agredirla ( que ya de por si dejan secuelas durante toda una vida) sino para arruinarle la vida por completo y que así, no logren ser felices con otras personas, ya que estas criaturas por llamarla de algún modo, no han podido conseguir lo que querían y por lo tanto tienen que recurrir a esto. No es tan difícil de encontrar casos en los que se intenta destrozar por completo el físico de una persona para que esta no consiga llevar una vida normal. Si es verdad que las personas se enamoran del interior y no del físico, pero también es cierto que un físico ayuda en la mayoría de los casos; y estas personas que están deformadas por problemas como los que ha tenido Nahar Nurun, les va a ser muy difícil encontrar a alguien que se fije en ella y poder llevar una relación normal y corriente como la que todos podemos tener. Tiene que ser bastante desagradable y doloroso el que vayas por la calle y la gente, tan desconocedora de todo, se cambie de acera o directamente te pongan mala cara solo y únicamente por tu aspecto físico.
    Desgraciadamente la ley es injusta e impuntual en la mayoría de los casos, pero merece la pena esperar con tal de que haga su función tarde o temprano como en el caso de la protagonista de la noticia Nahar Nurun. Estoy a favor del castigo que se les ha impuesto a esos hombres (sin sentido común alguno) que hicieron aquella barbaridad contra esta niña de solo 15 años, pero me surge la misma duda que a Tomás, ¿y los que faltan? ¿ que es de ellos? Se lavan las manos como si no pasase absolutamente nada y, lo peor aún, es que no llevan ese cargo de conciencia durante sus vidas de haber arrojado ácido en la cara de una cría y haber estado a punto de matarla.
    Una vez más, digo que debemos cambiar todo esto para que así, tanto hombres como mujeres podamos vivir en igualdad de condiciones, tener los mismos derechos, y sobre todo, que no haya esta violencia que día a día se repite en cada ciudad de cualquier país. POCO A POCO SE LOGRAN GRANDES PASOS.

    PALOMA GIMÉNEZ YÉCORA, 2º BACH C

    ResponderEliminar