14 de febrero de 2017

Una historia poco romántica

San Valentín fue un santo, de existencia un tanto dudosa como muchos, al que le cortaron la cabeza. El pobre hombre recibió tal castigo por casar a escondidas a parejas prohibidas. Mejor le hubiera ido como personaje de Alicia en el país de las maravillas, corriendo para salvarse de la malvada reina de corazones y su grito de "¡Que le corten la cabeza!". O celebrando su no cumpleaños con el sombrerero loco.
La Iglesia, siempre pendiente de nuestra felicidad, se apropió en la Edad Media de una fiesta pagana llamada Lupercalia, en la que las mujeres esperaban ansiosas ser golpeadas con látigos, fabricados de piel de cabras y mojados de sangre, porque creían que esta costumbrita les otorgaba fertilidad.
Así que en el origen de esta fiesta hortera y nociva tenemos a un decapitado y a unas hembras azotadas por una tradición ignorante, valga la redundancia...
Hay que ver cómo son las cosas... Qué diferencia con esta avalancha de propuestas, regalos, actividades, cancioncillas repletas de amorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr que un día como hoy tenemos que aguantar. ¿O no hay tanta diferencia...?
13 mujeres han muerto en lo que va de año víctimas de violencia de género. Perdón, que estoy incluyendo a dos (un bebé y una joven de 18 años) que no se ajustan a las condiciones exigidas... Lo intento de nuevo: 11 mujeres han muerto en lo que va de año asesinadas por sus parejas o exparejas. ¿Cuántas habían escuchado alguna vez "Sin mí no eres nada"? ¿Cuántas recibieron la promesa envenenada de que "hasta que la muerte nos separe"? ¿Cuántas escucharon una y otra vez la hermosa declaración de amor "Eres mía"? ¿Cuántas sintieron cierto orgullo por los celos posesivos de sus amantes, creyendo que eran una prueba de amor (hasta que dejaron de creerlo)? ¿Cuántos recibieron el juramento de que ya no más? ¿Cuántas se lo creyeron? ¿Cuántas escucharon una y otra vez que el amor es para siempre? ¿Cuántas recibirían regalos por San Valentín...?
Ninguna de ellas volverá a celebrarlo. Sus familias tardarán mucho en celebrar nada. Sus amigos y amigas se preguntarán muchas veces qué podían haber hecho.
Ya está bien de amores exclusivos y excluyentes, de candados, de amor romántico y peligroso. Tal como está concebida, esta fiesta no tiene gracia ni arte ni sentido.
Como dice una buena tuitera, hoy es martes todo el día. Se acabó. Nada más.  Celebren el resto del año que no es San Valentín.
(Pobre hombre. Todos los años me da pena. Sin cabeza ni nada...)

8 comentarios:

  1. Dejando a un lado la violencia de género que se trata en esta entrada, y no porque sea menos importante pues considero que es un tema intocable e indiscutible, preferí centrarme en el otro mencionado, “El día de San Valentín”, hecho que actualmente trae constantes críticas.
    “San Valentín es una auténtica mierda, es algo comercial y material”, “Si le demuestras a tu pareja sólo un día que la quieres, vas mal”, “Si estás con una persona que necesita que sea 14 de febrero para tener un detalle contigo, deberías replantearte muchas cosas” blablabla… Y millones de comentarios más de ese estilo escucho a lo largo de tal día, pero ahora respondo yo: ¿sólo sabemos mirar el lado negativo de las cosas? Porque es absurdo. Considero que cuando tienes al lado una persona con la que días como ese celebras sin preocupación, o incluso lo utilizas como excusa para estar juntos y demostrarle y gritarle a los cuatro vientos, una vez más, que la quieres, por qué no pueden haber días especiales como éste.
    No le veo sentido a ese argumento(o excusa) de que “ha sido inventado por el Corte Inglés, se hacen regalos y aumentan sus ventas, es un negocio”, pues hay infinitas fechas más(día de la madre, del padre..) en las que tenemos por costumbre preparar y comprar detalles para la otra persona, y ésas no son replicadas. Completamente incongruente, pues estoy convencida, después nadie rechaza un ramo de flores o chocolates ese día.
    Invito a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida y enamorarse, es lo más bonito que haréis jamás. Y dejar la preocupación o críticas para otros temas, esos que verdaderamente importan(la violencia de género, perfecto ejemplo)

    Ana Vidal Muñoz 2ºB Bach

    ResponderEliminar
  2. Mires donde mires verás flores, chocolates, bombones, dulces, ofertas especiales por el dichoso día...todo lo que sea preciso para recordar a cualquier ser viviente lo bello, gratificante, y sobre todo NECESARIO que es el amor.

    “Enamorarse es lo mejor que te podrá pasar en la vida”, “¿Todavía no tienes novi@?”, “¿Cuándo piensas sentar la cabeza?”, “Se te va a pasar el arroz”… y demás horribles frases que oímos a diversas personas en toda clase de contextos sociales. Desde que somos bien pequeños (a penas unos bebés) nos enseñan la absurda idea de que “no estamos completos” y todo lo que esto abarca. Necesitamos encontrar nuestra mitad, nuestra alma gemela, nuestra media naranja…pues bien, lamento informar a los románticos de hace dos siglos que esta es una de las mayores y mejor ocultadas mentiras de toda nuestra historia. No somos la mitad de nada, ni ninguna pieza de puzzle que deba encajar con otra a la fuerza para cobrar sentido. No necesitamos ser parte de nada más que nosotros mismos para sentirnos plenos.

    Sin embargo, nos venden el amor romántico como algo necesario y básico para lograr el objetivo de la felicidad, y no como lo que debiera ser: una opción que todo el mundo debería ser libre de tomar tras un exhaustivo y profundo jucio personal.

    La existencia de un día como San Valentín es un claro reflejo de esta estafa: 24 horas cargadas de estereotipos del amor romántico con un marcado objetivo final, ¿tienes pareja? Genial, celébralo, grítalo a los cuatro vientos pues ya estás un paso más cerca de lograr la ansiada felicidad. ¿No tienes? Mala suerte, sigue probando pero no desistas; recuerda que ahí fuera hay alguien hecho para ti dispuest@ a hacer que tu vida valga la pena.

    No, nadie va a darle sentido a tu vida, únicamente tú. Debemos ser lo debidamente libres como para ser suficientes para nosotros mismos, la única persona de la que debes enamorarte eres tú mism@. Lo demás, a libre elección del consumidor.

    Luna Jiménez 2ºB

    ResponderEliminar
  3. Y como todos los años, llegó San Valentín: día tan temido por muchos y deseado por otros. El mundo repentinamente se tiñe de rosa y rojo, colores de amor y pasión. El olor de la inmensa cantidad de flores por venderse impregna el aire que respiramos. Regalos comprados, por comprar; dinero por gastar...

    La idea inicial, todo sea dicho, tampoco estaba tan mal. ¿Por qué no asignar un día al amor?, es verdad que este ha de ser celebrado en todo momento pero también merece un reconocimiento, porque sí, porque este EN GENERAL es algo especial en nuestra vida. Hasta aquí todo bien,el problema está en el enfoque que se le ha ido dando a lo largo de la historia.

    Amor. ¿Qué entendemos en esta sociedad por amor? Estoy segura de que la mayoría de las personas, al escuchar esta palabra piensan directamente en el amor romántico. Oh, que bonito es encontrar a la persona que nos complemente, a aquella que nos haga sentir que volamos mientras que a la par nos mantiene los pies en la tierra, a aquella media naranja que nos haga sentirnos felices finalmente.

    Tonterías.

    Para hablar del amor, primero se ha de empezar por el amor propio. Basta, de creer que necesitamos a otra persona para ser completamente felices. Basta, de volcar nuestro tiempo y preocupaciones en esa idea retrógrada inculcada por una sociedad todavía anticuada. Basta, de reducirnos a polvo con tal de conservar aquello que creemos amor. Empecemos la lección: Cada uno es capaz de hacerse feliz a si mismo, de complementarse (dejemos atrás la teoría de las medias naranjas y comencemos a tener la certeza de que somos personas independientes). No es tan difícil, ¿no? Es entonces, cuando uno se ha construido a si mismo y aprendido a amarse, cuando es sano empezar a pensar (o no) en ese amor romántico tan idealizado hoy en día. He aquí el problema de la sociedad actual: que la mayotía nos sabemos la teoría pero pocos la ponen en práctica y otros se aprovechan de ello. La gente se pasa años y años en busca de alguien complementario que con solo una mirada, solucione sus problemas internos; problemas internos que pueden verse desde el exterior o puede que no. Sea como sea, la existencia de estos supone un problema.

    La violencia de género es un problema de todos, pues cualquiera puede verse en una situación con ella como protagonista. He observado una cosa últimamente: la anulación de los propios ideales que se produce en una inmensa cantidad de gente al verse inmersa en una relación. Personas inteligentes, que se someten a “su amad@” por el simple hecho de mantenerl@ content@. Esto no puede derivar a otra cosa que a una relación tóxica que en muchas ocasiones puede tener a la violencia intrínseca en ella.

    Tal y como dice la autora, cuántas no escucharían bellas declaraciones de amor de tipo “eres mía” o cualquiera de los clichés misóginos tan presentes en este tipo de relaciones. Cuántas no recibirían una paliza debido a esos celos por amor que las hace sentir tan orgullosas. Cuántas no se irían llorando a la cama debido a que no son merecedoras del amor que creen real.

    San Valentín, fiesta esperada por tantos y día de contrastes. Sin duda, se respira un aire diferente. Las calles huelen a flores, a amor regalado y no experimentado, a golpes, a ilusión, a sueños rotos, a reconciliación, y a lágrimas (por no decir algo peor).

    Andrea Aguado Marín
    2º Bachillerato A

    ResponderEliminar
  4. San Valentín, día tan querido y a la vez tan odiado... Es cierto que hay muchas personas consciente de que este día está hecho para que salga ganando los restaurantes y las floristerías, para que se pronuncie una vez más la sociedad machista en la que vivimos '¿qué no le has regalado flores a tu novia?', cuidado, novia, nunca novio, sería extraño que yo por ejemplo le regalase una rosa a mi novio, tiene que ser al revés por favor, hasta donde íbamos a llegar. ¿Por qué el precio de las flores se triplica este día?, respuesta fácil, todo sea porque el comercio gane. Porque es lo típico que se regala este día, lo que se nos ha enseñado desde pequeños tanto en películas como en la vida real, donde ellos tienen que comprar rosas, y donde ellas tienen que mostrarse muy ilusionadas porque si te lo regalan este día significa que te quiere mucho más que si te lo regalan un día cualquiera. Lo inventaron al igual que otro día como el de hallowen, el cual también está hecho a favor del comercio. Entonces yo me pregunto ¿serían los grandes empresarios los que dieron rienda suelta a este tipo de días?.

    Tan cierto como creo todo esto, creo también que si ahora mismo a cualquiera de nosotras el chico que nos gusta nos regala algo por el día de San Valentín, nos mostraríamos agradecidas y seguramente saltaría esa chispa de amor, al igual que en los hombres se produciría esa satisfacción de “soy un buen macho” y aquí y ahora acaba de quedar demostrado que por este regalo la quiero más. Con esto quiero hacer alusión a todos esos momentos en los que hemos dicho que no haríamos tal cosa porque es machista, pero que luego sin pensarlo las hacemos o dejamos que pasen, sin pensar en ese momento si es una acción machista o no, porque si tras recibir ese regalo tú te has sentido feliz porque la persona que quieres se ha acordado de ti, y ya seamos mujeres o hombres nunca hacemos asco a un regalo, en ese momento nos da igual todo lo demás, si es una tradición machista o no, y como este creo que hay mil ejemplos más.

    Que pena me dan todas esas mujeres donde sus exparejas o parejas han decidido el futuro de su vida: la muerte. ¿Cómo alguien puede decidir si una persona puede seguir viviendo o no?, y ¿cómo lo puede decidir una persona que se supone que ha amado a la otra?. Es cierto entonces que del amor al odio solo hay un paso, o simplemente yo diría que a estos hombres les falta alguna que otra neurona. Nunca te puedes creer las promesas que te hagan de 'para siempre', 'hasta que la muerte nos separe'... Pero cuando estamos en ese estado de amor, cegados por los sentimientos hacia la otra persona, nos lo creemos todo, es como la pescadilla que se muerde la cola. En la sociedad estresante en la que vivimos donde lo hacemos todo corriendo, no nos paramos detenidamente a pensar las cosas, y por eso muchas veces no nos damos cuentas de todo esto y no le damos la importancia que en realidad tiene. Pocas personas hay a las que esto no les influye y luchan a toda costa por el feminismo. ¿Mi recomendación? Unirse a ello.



    Belén López-Pozas 2ºA

    ResponderEliminar
  5. Como dice el texto San Valentín solo es una fiesta “falsa” que sirve para festejar aquello que debería celebrarse todos los días, estamos hablando del amor, pero ¿qué tipo de amor?

    Obviamente hay muchos tipos de amor pero si nos ponemos a dividirlo existe una clara división que todo el mundo podría apreciar, estamos hablando de dos tipos de amores: Un amor positivo y un amor negativo.

    En primer lugar vamos a centrarnos en el amor positivo, es aquel que desde mi punto de vista te aporta muchas mas cosas buenas que malas. Porque todos estamos de acuerdo en que las relaciones interpersonales siempre habrá una parte buena y otra mala, porque somos seres humanos , y como tales somos imperfectos. Una relación de este calibre podemos encontrarla en cualquier ámbito, no solo debemos de pensar en las relaciones de pareja , sino también podemos asociarlas a las relaciones de amistad o incluso familiares. Para distinguir este tipo de relaciones es muy fácil , son aquellas relaciones que cuando las analizas desde fuera te das cuenta de que la personas con la que compartes dicha relación es beneficiosa para ti , para tu autoestima y tu felicidad. Es aquella persona que te aporta muchos mas momentos buenos que malos, que te da su mas sincera opinión y te apoya en los momentos difíciles.

    El problema que tiene la sociedad de hoy en día es que confunden el amor con posesión, y aquí entra en juego el anteriormente nombrado amor negativo. Podemos decir de él que es aquel que es tóxico para nuestra persona. Se pueden describir como aquellas relaciones interpersonales que lo único que hacen es perjudicar nuestras existencia , llegando en algunos casos a afectar nuestra autoestima o en casos mayores extorsión psicológica.Este tipo de amor podemos verlos mas claramente reflejado en algunas relaciones de parejas , sobre todo en las actuales , puesto que las veo mas celosas que las antiguas, tienen menos cofianza entre si.

    Para construir una relación buena , del que hasta ahora hemos llamado amor positivo, desde mi punto de vista la base es la confianza. Si en una relación entre dos personas , ya sea de amistad o familiar o una relación de pareja, si en esta no hay confianza es una relación muy inestable ,que suele tender a celos , o incluso a posesión como las frases que cita el texto de eres mia” o “ yo soy tuyo”, suelen ser amores muy controladores y celosos, un amor negativo, lo que todos queremos evitar.

    Así que por último un simple consejo ; si no quieres perder a aquella persona especial , no desgastes su confianza en ti porque la confianza es lo que más tarda en ganarse y lo que más rápido se pierde.

    ISIS GUISADO 2° BACH A

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Es saber que se acerca el Catorce de Febrero y ponerme malísima de repente. Tener que aguantar todos los años a las mismas parejas (o a nuevas, porque hoy en día las parejas duran menos que el tiempo que pierdes en preparar un “Paladín”), viendo cómo se regalan ramos de rosas, chocolate, una cena romántica a la luz de las velas…

    Me agobia ver tanto rojo y rosa junto. Esos colores no se mezclan bien. Será eso lo que me fatiga y no ver cómo mujeres y hombres, hombres y mujeres se atan a la otra persona, le prometen un amor verdadero y para siempre, anulando sus principios, sus ideales, sólo por encajar con el otro. Insoportable.

    Vamos a empezar queriéndonos a nosotros mismos, y luego, a los demás. Si queremos, claro.
    Pero primero tenemos que conocernos y mimarnos a nosotros mismos para poder compartir con los otros nuestro bienestar. Aunque solo tampoco se está tan mal, siempre que sepas disfrutar de tu soledad siendo una media naranja. Porque somos incompletos, ¿sabéis? Necesitamos de otro medio cerebro de mosquito que nos ayude a estar enteros.

    Me cabrea muchísimo este día, de verdad. Me parece innecesario tener que demostrarle al mundo entero cuánto quieres a tu pareja, tener que encima, obsequiarle con algún detalle porque si no, no la quieres tanto como los demás quieren a sus respectivas. Y serás acribillado de críticas porque no mimas a tu novia con regalos. Y sí, he dicho que el chico es el que va realizar esta compra porque estaría fatal que fuera al revés, porque nosotras somos las débiles que necesitamos bomboncitos para saber que somos amadas por alguien y que no vamos a morir solas y rodeadas de gatos. Y porque así vemos el arrepentimiento que tienen tras habernos gritado mil veces y tras habernos ordenado que nos cambiáramos de ropa que íbamos muy ligeritas.

    Me enfada, porque detrás de estos regalos, hay violencia, hay insultos, hay superioridad de los hombres respecto de las mujeres. Detrás de cada chocolatina, probablemente se esconda un golpe, detrás de cada te quiero, habrá un: “eres una inútil”. Con este maravilloso día, sólo estamos maquillando una realidad que se volverá a repetir a las 00:00 de ese mismo día.

    Estamos confundiendo amor romántico con amor sano. El amor sano se basa en la confianza, el respeto, la libertad y la igualdad. El amor romántico se basa en candados, en celos, en posesión…

    Si nuestro santo perdió la cabeza, no seamos como él y perdamos nosotros la nuestra por celebrar el amor tóxico que no nos deja respirar los 364 días restantes.

    Andrea Figueroa Estrada 2ºBach. B

    ResponderEliminar
  8. San Valentin, ese precioso día donde le demuestras a tu pareja cuanto le quieres, donde la mayoría de la gente se deja un dineral para agradar a su pareja.

    Si ya de por si estaba en contra de esta día, mas aún lo estoy después de leer este texto. San Valentin no solo es un día comercial, sino que viene desde una tradición horrenda donde las mujereres eran maltratadas. Además, la gente confunde mucho este día, lo relacionan todo con el amor de pareja, y no hay que olvidar que es el día del amor y la amistad.

    El 14 de febrero, las redes sociales estaban hasta arriba de solteros publicando "feliz san solterin", o por el contrario, gente con parejas publicando lo mucho que quieren a su novio/a. Nadie habla de la amistad, nadie habla del amor que te puede aportar una madre, o tu mismo... Todo se relaciona con el amor romántico, los solteros se ven presionados a dejar de estarlo porque relacionan la felicidad con tener una pareja.

    Se ven diariamente casos de gente, que vive " infeliz" cuando su único problema es no tener pareja, que ni siquiera es un problema, solo se trata de una situación. El único problema existente en esas personas, es la falta de amor a uno mismo.

    Es cierto que es bonito encontrar a alguien con quien compartir tu vida, pero no por ser San Valentin vas a querer mas a esa persona. El amor hay que demostrarlo a diario, no es necesario crear un día para ello. Lo único que se consigue con esto, es que las empresas consiguan su objetivo: comercializar con el amor. Puede que suene exagerado, pero se le da mas importancia a este día que la que realmente tiene. Todo el mundo sabe que se celebra el 14 de febrero, pero estoy segura de que si se pregunta cuando es el día de la mujer, muchos menos sabrían contestar.

    Hay que saber amar todos los días, a los demás y a uno mismo, no solo en días como estos, que puramente tienen un objetivo comercial.

    Lucia Aranda Arroyo, 2BTOA

    ResponderEliminar