1 de mayo de 2015

Lo bueno

"Leonor, ¿no puedes escribir algo mas alegre en el blog?". Esta petición, palabras arriba o abajo, me ha llegado varias veces desde que se abrió este espacio el curso pasado. Y si miramos las entradas publicadas, reconozco que ganan por goleada las que denuncian lacras, horrores, manifestaciones de la crueldad y de lo mas inhumano del ser humano... A veces lo intento y con gusto escribo sobre lo hermoso, solidario, generoso que puede tener este mundo. Me encanta hacerlo... Pero no es frecuente.
¿Es cosa mía? ¿Los años me han vuelto pesimista y escéptica? ¿Es el mundo, que se empeña en ser mas cochino cada vez? ¿O son los medios, que venden más dramas que glorias?
No lo sé. Las respuestas únicas cada vez me parecen mas falsas. Lo cierto es que hay miles de personas que en estos momentos se dejan la piel en Nepal; que los ciudadanos de Lampedusa se vuelcan con las personas que consiguen llegar a su tierra; que muchos de mis alumnos y alumnas colaboran en voluntariados; que hay políticos que no quieren puestos en listas electorales y luchan por cambiar las cosas sin recibir un euro a cambio, ay Germán; que millones de personas acogen en sus casas a familiares y amigos azotados por la crisis y el paro; que el arte nos salva; que los niños siguen sonriendo en las situaciones más adversas; que hay muchas, muchísimas personas buenas que no salen en portada; y que mucho más...
Por vosotros y vosotras, que necesitáis ver lo bueno y creer en ello, que sois capaces de cambiar el mundo y vais a hacerlo, va esta entrada.
Traednos la cara oculta de la luna; historias humanas de buenas personas buenas; vuestros sueños y realidades blancas. Traednos la bondad y la esperanza para no olvidar que son mas los que dignifican la raza humana que los que se empeñan en ahogarla en el barro.
Gracias.

11 comentarios:

  1. Irene De La Torre4 de mayo de 2015, 11:19

    No hace falta abrir un blog para darse cuenta que los artículos que hablan sobre cosas “buenas” o “agradables” no son los que venden. No hace falta ni siquiera abrir un periódico, y si, soy de aquellas personas que piensa que las únicas páginas en las que no se tratan desgracias son las de deportes. Con encender el televisor unos minutos y zapear de un canal a otro las “malas noticias” o aquellas que son desagradables inundaran tu mente. Muchas veces me he preguntado el por qué de esto, ¿por qué en vez de realizar un informativo de noticias gustosas o divertidas nos atiborran de aquellas que bajan nuestro estado de ánimo?

    La solución, personalmente, creo que es fácil. Puede que algo tierno o bonito nos haga sonreír durante unos instantes, dejar lo que estemos haciendo para prestar unos minutos de atención a algo que, por como está nuestra sociedad desentona con su al rededor, pero son los cotilleos y los escándalos los que suelen perduran en nuestra memoria. Pocas personas podrán negar que han comprado una revista por los chismes que anunciaban en portada, o que han subido el volumen a la televisión cuando un escándalo de corrupción o malversación aparece en la pantalla. Son, y desgraciadamente, estos lo hechos sobre los que se habla en las cafeterías durante las horas del café o en el ascensor cuando te encuentras a un vecino. Son las desgracias las que suelen dar mas “juego” a los periodistas. Solo hay que comparar las horas de programas del corazón que puede haber en una tarde en contraposición a programas culturales.

    Pero no son solo las noticias, periódicos, revistas y blogs de actualidad los que se aprovechan de estas situaciones. Las series que hablan de una familia feliz sin ningún problema acaban incluso antes de nacer, sin embargo, aquellas que tratan asesinatos, traiciones y mentiras sobreviven en la parrilla año tras año. Cada vez que la audiencia baja meten una infidelidad o un homicidio para darle “sustancia”. Pasa sin que nos demos cuenta, todos los días y por todas partes. Simplemente hay que echar un vistazo a las palabras más buscadas en Google este año para que se pueda reflejar la sociedad española en estos momentos. “15 de Gran Hermano” entre todas las cosas que se puedan buscar esta ha superado con creces todas las demás los últimos meses, un programa donde lo que reina son los insultos, tramas y relaciones. A esta larga lista de palabras se unen ébola, Robbie Williams y Malaysia Airlines. Ninguna por su belleza principalmente.

    Es por esto que no considero que sea fácil escribir sobre cosas halagüeñas, sobre aquellas que te ponen una sonrisa en la cara y te hacen ver el mundo de otra manera. Pero ojalá se vuelva más sencillo.

    ResponderEliminar
  2. El mundo tiene penas , penas y más penas , algo que nos duele a todos y a la vez a nadie. Son los momentos en los que anuncian en los medios las barbaridades que ocurren por desgracia en este nuestro mundo , cuando uno se da cuenta de que es rico en comparación con otros muchos . Hablamos continuamente de crisis económica , de paro , de prima de riesgo ... y no nos damos cuenta de que a pesar que no vivamos como queremos hay otros que lo pasan muchísimo peor , esos niños que mueren de hambre , que padecen enfermedades , que deben soportar crueles represiones , que no tienen ni para papel y lápiz y sin embargo los vemos con una sonrisa en sus caras , esa perspectiva deberíamos acogerla ,es la felicidad por vivir , por permanecer , pues quien sabe si mañana no estemos aquí , sí , se que este mensaje nos amarga un poco , pero nosotros mientras tanto solo pensamos en que estará haciendo el vecino , en envidias , en ser más que el otro , si tu tienes un coche , yo quiero otro mejor , y así nos va , dejándonos llevar por una sociedad de telebasura en la que reinan los Jorge Javier Vázquez , María Patiño , Belén Esteban... e infinidad de nombres de personas que comen del cuento y solo se preocupan de Jesulín de Ubrique se saca un moco o se saca dos ... Bajo mi punto de vista y mi opinión crítica , pienso que deberíamos orientar nuestras vidas hacia una sociedad humanitaria , que ayude al prójimo sin querer una recompensa por ello , será así cuando sentamos la felicidad en nosotros mismos , estemos contentos internamente y así mostrar la felicidad al exterior .

    Esos niños que se ven siempre en la tele que los pobres tienen cada día que caminar junto a la muerte y se les ve una sonrisa en la cara , y dan por el otro . Esos valores que según algunos filósofos como Nietszhe nos esclavizan y nos debilitan , son en realidad un paso para conseguir la felicidad que es la base de la vida , por ello me remito a decir , que seamos felices y lo intentemos por un camino de humildad , compromiso , dedicación , paciencia... no nos va a llegar de un día para otro pero cuando nos llega , no podemos dejarla escapar . Por eso , ¡fuera las penas, viva la alegría!

    Jesús González Colchero
    2º Bachillerato A

    ResponderEliminar
  3. Hoy se ha realizado una carrera oficial en el parque María Luisa de 10 km han pasado varias cosas de las cuales antes no me había fijado.
    Mi compañera la cual iba un poco detrás mía ha presenciado en el kilómetro cuatro a una persona que en mitad de la carrera ha perdido el conocimiento y unas cinco personas han preferido perder sus marcas para esperar a la ambulancia. Cuando me lo ha contado me ha parecido asombroso vale que de 5000 personas solo se hayan parado cinco pero esas cinco abultan mas que los demás.
    A mi me ha dado un poco de apuro pero he visto a un hombre corriendo con sus propias manos si, una persona en silla de ruedas que tenía más fuerza que yo en mis piernas. Me daba realmente un poco de apuro pero le he preguntado si quería descansar un poco los brazos y el ha accedido de inmediato. He podido presenciar lo difícil que es tirar con las manos un peso grande y la verdad que cansa muchísimo pero ha merecido la pena. Al pasar dos minutos un hombre se ha acercado y me ha preguntado si el también podía. Es increíble que dentro de un mundo tan egoísta haya gente así, gente dispuesta a dar algo que tiene por un desconocido.
    Ojalá y me vuelva a encontrar a ese hombre para poder volver a ayudarlo porque ha sido el momento que mejor me he sentido de la carrera.
    Quiero decir con esto que hay gente solidaria en el mundo, poca pero la hay y esa gente quieras o no deja huella, huella en todos los corazones de las personas que han sido socorridas alguna vez.

    Lorena Garrido Lópes
    2Bachillerato D

    ResponderEliminar
  4. Hablar de lo bueno, realmente sería lo ideal. Cuando te levantas por la mañana muy optimista preparada para afrontar el día con positividad y alegría, te tomas un buen desayuno y piensas en todo lo bueno que te rodea, que enseñanzas te deparara el nuevo día. Sales de casa y ves el amanecer, te da el sol y te transmite energía, vas encontrándote con tu vecindad, amistades, profesores…Pasa el día y ese optimismo te ha hecho disfrutar de lo que has ido encontrando en tú camino e ir cogiendo lo bueno, te sientes bien, feliz. Otros días tal vez por tú estado de animo has ido quedándote con puntos de vista malos de lo sucedido y tienes ganas de ir a dormir porque tal vez al día siguiente lo veas todo más claro y lo que te preocupaba, era una tontería sin mayor grado de importancia. Paso seguido le das solución descubriendo que la vida es una enseñanza, que lo bueno te hace feliz y que de lo malo también se puede obtener un aprendizaje que te hará crecer como persona, la positividad nos ayuda a resolver adversidades y nunca hay que venirse abajo, hay que luchar ante cualquier contrariedad que nos encontremos en nuestra vida .
    Cuando te dan malas noticias cercanas o lejanas, te afecta, las injusticias a veces tan crueles, te duelen y ves como se transmiten en los medios de comunicación una y otra vez, a veces con poco cuidado en su forma de informar, alarmando. Sabemos que hay que informar, me gusta saber lo que sucede en el mundo, no lo quiero ignorar, pero entonces quieres ayudar y te pones triste de impotencia. No te gusta esa realidad cruel y te influye, noticias como; el ébola, terremotos, guerras, violencias, asesinatos…, las que se pueden evitar te duelen más y te resulta increíble que sigan sucediendo.
    A las noticias buenas se le dedica poco tiempo en los medios de comunicación, como; los premios de reconocimiento en sus distintas trayectorias, los avances en la ciencia tan importantes que se están dando, …todos ellos aparecen siempre en un segundo plano. Tras estas noticias hay muchas horas de trabajo, esfuerzo y muy poco reconocimiento, muchas de estas personas realizan verdaderos esfuerzos para seguir con sus avances en investigación, con tan pocos recursos económicos, con sus libros para que podamos soñar y aprender... Se merecen que los valoremos por encima de todo porque ellos son los que a lo largo de la historia van cambiando el mundo con sus conocimientos y son dignos de reconocimiento, se les debe dar el lugar que se merecen, ya que muchas veces con sus inventos han evitado muertes innecesarias en el mundo. Ellos hacen que nos esforcemos por ser mejores y el día de mañana podamos aportar nuestro granito de arena para mejorar generaciones futuras, para que algún día podamos hacer de este un mundo mejor, un mundo lleno de conocimientos, justicia, igualdad, amor, paz y fraternidad. Mientras tanto sigamos luchando, pero nunca en silencio.
    A los jóvenes nos gusta y necesitamos también estas noticias buenas que nos cargan de energía positiva y nos hacen tener ilusión para conseguir nuestras metas.
    Noelia Moreno Bonillo 2 Bach. D

    ResponderEliminar
  5. Es cierto que vivimos en un mundo en el que se nos hace ver diariamente el lado oscuro del ser humano ,ese lado que se dedica
    a ser mal o al menos a no hacer bien a los demás y al mundo en el que él mismo vive.
    Bajo mi punto de vista los medios de comunicación provocan continuamente esta visión que llegamos a tener tan poco positiva del mundo que nos rodea .Sin embargo ,existen personas que dedican su vida o gran parte de ella a ayudar en la medida de sus posibilidades a otras que la necesitan.
    Todos conocemos a alguien colaboradores con países que necesitan ayudas de voluntariados y que lo hacen sin esperar nada a cambio,solo la satisfacción de saber que han contribuido a ayudar a alguien que lo ha necesitado y han sacado alguna sonrisa cosa que debería ser el motor de nuestra vida.
    También existen personas que se esfuerzan por cambiar y acabar con la corrupción ,los robos ,la violencia y la pobreza.
    En definitiva ,todos deberíamos proponernos ayudar en algo que esta en nuestro alcance ya que todo beneficio que logremos será para todos.

    Francisco Javier Fernandez Barea 2ºBach A

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Borra este, por favor.

      -Javier Sevidanes

      Eliminar
  7. ¿Que si vamos a cambiar el mundo? Vaya, como impresiona esa pregunta. ¿Qué y quién soy yo para decir que voy a cambiar el mundo?
    Soy insignificante si me comparo con el resto del mundo, tan pequeña que me hace pensar que nunca llegaré a conseguir mejorar algo tan arraigado y profundo en la historia del ser humano como son las desigualdades, injusticias, muertes y crueldades contra los más desfavorecidos. Pero, si nos paramos a pensar un momento, nos daremos cuenta de que todos pensamos así.
    Si todos nos sentimos insignificantes e incapaces de cambiar todo con lo que no estamos de acuerdo, ¿a dónde vamos a llegar? A ningún sitio. Por eso, y porque con esfuerzo todo se consigue, yo sé que yo sí soy capaz de cambiar el mundo, tanto yo, como el que está leyendo este texto. Todos podemos cambiar algo, todos podemos hacer algo para cambiar el día a día de las personas que nos rodean. Una sonrisa, unas palabras bonitas o un gesto cariñoso sin venir a cuento. ¿Cuál es el esfuerzo necesario para esos detalles? ¿Y cuál es su valor?
    Y no lo hacemos, pero no por maldad o algún mal propósito, sino por la ignorancia del cambio que estos insignificantes gestos pueden llegar a hacer, la falta de atención hacia las pequeñas cosas. Imaginaos lo bonito que sería si todo el mundo se preocupara por el resto de la gente,
    Entiendo que esto es imposible, que muy pocas personas van a entender realmente lo que digo y que nunca sucederá. Pero, al menos yo, voy a seguir creyendo que puedo cambiar el mundo y lo voy a seguir haciendo. Porque no me cuesta nada y la recompensa, conocida también como felicidad, es incalculable.

    ResponderEliminar
  8. Nosotros los humanos tendemos a mirar siempre lo malo por encima de lo bueno. Por alguna razón, nos llama más la atención. Si en un periódico ponen dos noticias: una en la que un chaval ha salvado la vida de cien gatitos, y otra de un avión que se ha estrellado y ha matado cien gatitos, la gente sin duda alguna leerá la más catastrófica, violenta y horrible de ellas. Pero, ¿para qué queremos saber cuán cruel es el mundo, cuando podemos fijarnos en lo bello que es? Siempre lo digo: la humanidad es estúpida.

    Pero yo no he venido a insultar a nadie (aunque no puedo negar que me fascina insultar a la humanidad), he venido a hablar de lo hermoso que puede ser el día a día. Nos quejamos de lo aburrido que es la rutina, pero yo prefiero ver lo positivo de ello. Todos los días, llego al colegio y veo las caras de mis compañeros, mis amigos, las personas que me importan. Es inexplicable la sensación que tiene uno al estar con las personas relevantes para tu vida, y hacerlos sonreír, y hacerlos reír, y sentir que les importas de la misma manera que te importan a ti.

    Hay ciertas sonrisas que encantan. Hay ciertas miradas que hechizan. Hay ciertas personas que te llenan. No hay precio que se le pueda poner a un abrazo; un achuchón de esos tan fuertes que te deja sin respiración durante unos segundos, pero una vez acaba sientes que necesitas otro. Aquellos fundamentales en tu vida; todos irreemplazables.

    Si se le presta suficiente atención, uno se da cuenta de la belleza que hay en todas y cada una de las cosas que componen el mundo. Una hoja cayendo, un pájaro aprendiendo a volar, un coche pasando por la carretera, una mota pequeña e ínfima de polvo que pasa ante tus ojos. Todo eso y más es hermoso. Todo eso, incluidos nosotros. Debemos vernos como otra de las encantadoras entidades del universo, insignificantes pero a la vez de valor incalculable.

    Esa es la verdad. El mundo es precioso junto con todo lo que existe en él. Claro que existen las guerras, la violencia y el horror, pero no arruinemos nuestra existencia permitiendo que el grano del mundo nos distraiga de lo radiante que es todo lo demás. Aprendamos a apreciar todo lo que tenemos.

    Muchas personas realizan actividades benéficas y altruistas para ayudar a los demás. Todos a nuestro alrededor son, en general, buenas personas. Amigas y amigos míos están en ONGs, ayudan al que lo necesite, y yo, aunque soy una persona orgullosa, a veces arrogante e insolente y desde luego cabezota, también soy una persona que da todo por los demás. Todas las navidades echo una carta de felicitación a un vecino que ni conozco para hacerlo sentir bien; me gusta abrazar a la gente y hacerles reír; y desde luego me encanta hacerles felices.

    Me gustaría ahora al final agradecerle a mis amigos todo lo que hacen por mi. Gracias por ser como sois. Gracias por simplemente estar a mi lado. A Alberto Sánchez, Santi, Fabri, Julia, Samir, Paula, Fátima, Paco, Emilio, Vicky, y a todos los demás cuyos nombres me ha dado pereza escribir. A esos guarros que están siempre ideando los planes más absurdos conmigo. A esa amiga que se preocupa tanto todos los días y que subestima lo que hace por mi, gracias. A todos, gracias.

    El mundo es bello.

    -Javier Sevidanes 1ºB Bachillerato

    ResponderEliminar
  9. Hermosísimo. Entrañable. Un regalo para tus amigos. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  10. A día de hoy, 9 de Junio de 2015, a dos días de mi 17 cumpleaños, me considero una persona feliz, un loco positivista que piensa que la vida es bella, que hay momentos en los que estarás mal, que habrá gente que te bajará el autoestima y te dará golpes una y otra vez, pero que en eso consiste, en hacerse fuerte cada vez, en aprender lo que no se aprende en la escuela y en darle un palo tu al mundo con una sonrisa, miles de personas que a la mínima ya están depresivas y sin poder hacer nada, sin darse cuenta de que el amor de su vida puede estar a la vuelta de la esquina, de que hay un trabajo maravilloso esperándole , de que tiene un sueño que vivir, una sonrisa que sacarle a alguien, o simplemente, tiene que ser feliz, ¿Realmente es tan malo el mundo? No creo que sea malo, la vida es un regalo y tienes que sacar lo mejor de ella , si quieres un amor, un trabajo o tienes un sueño ve a por ello, la vida te lo va a dar solo tienes que creer en ti, si piensas que el mundo va a mal, rebelate y cambia TU mundo, y lo pongo en mayúscula porque una vez que cambies tú, las personas que están a tu lado van a cambiar…
    Ya se que hoy en día con tanta noticia en la televisión de catastrofes es dificil, ya se que hay millones de personas que no consiguieron lo que tú quieres hacer , o ya se que quizás no hayas conocido a una persona que te haga sentir lo que nadie te hace sentir, y constantemente te van a decir que la vida es una mierda, pero ahí es cuando tienes que rebelarte y decir: -Es mi vida, la voy a vivir al cien por cien y mi destino es ser feliz, voy a conseguir la persona que quiero, el amigo que quiero, el trabajo que quiero y voy a tener absolutamente lo que yo quiero, porque así es el mundo, si tu crees en algo, vas a tenerlo, sea bueno o malo, tanta gente negativa en el mundo… ¿Por qué no ser tu esa persona que llene de positividad y de sonrisas el mundo? Aquel/la que consiga todo lo que se plantea, que sueña en grande y tiene lo que se merece, y que aún ocupandose en ser feliz, también tiene tiempo en hacer feliz a los demás, el mundo es de la gente positiva, nunca me cansaré de decirlo, y solo se puede cambiar el mundo desde el amor tanto a ti como a los demás asique proponte en cambiarlo.

    Manuel Mendoza Moreno 1º Bachillerato B

    ResponderEliminar